© 2022 WNIJ and WNIU
Northern Public Radio
801 N 1st St.
DeKalb, IL 60115
815-753-9000
Northern Public Radio
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Hola es su centro para mantenerse informado, compartir ideas y conectarse con recursos en el condado de DeKalb. (Hola is your hub to stay informed, share ideas, and connect with resources in DeKalb County.)

Las despensas de alimentos del norte de Illinois trabajan para mejorar el acceso de las familias de habla hispana

IMG_20220623_155529.jpg
Maria Gardner Lara
/
Noemi Hernandez prepara comida de Barb Food Mart en su cocina

Read in English

La inseguridad alimentaria ha sido un desafío durante mucho tiempo, incluso antes de la pandemia. Pero continúa a medida que la inflación eleva el precio de los comestibles. Una despensa de alimentos del norte de Illinois quiere mejorar el acceso a los alimentos para las familias de habla hispana.

Noemí Hernández estaba recientemente en su cocina cocinando para su hijo con una pizca de orgullo, con sabores de su natal Veracruz, México. Ella dice:

"Jitomate, cebolla, ajo, poquitos cominos para mi arroz. Y mi arroz utilice el pollo que me dieron alla en Food Barbs."

Su hijo se dirigirá a Champaign en el otoño para comenzar su primer año en la universidad, el primero en su familia en hacerlo.

Noemí es trabajadora del servicio de alimentos en DeKalb High School. Cuando la escuela está en sesión, comienza su día sirviendo el desayuno. Luego se encarga de montar la barra de ensaladas, los nachos, la sección de sándwiches y ayuda a administrar cuatro filas para el almuerzo. Ella aprecia las conexiones que ha hecho con los estudiantes.

"Cuando los estudiantes se gradúan, me dicen: 'Nos vamos, pero te estamos muy agradecidos'", dijo. “Y los motivaría: 'Oigan, muchachos, pueden hacerlo'. "Eso es una verdadera alegría para mí".

Pero durante el verano, Hernández ya no recibe un cheque de pago y enviudó durante la pandemia. Su hijo también cumplió 18 años, lo que ha afectado el monto de la prestación por desempleo que recibe, lo que hace que sea más difícil cubrir su base hasta que regrese al trabajo.

En Barb Food Mart, recibe comestibles para ayudarla a sobrevivir.

La despensa de alimentos sirve a familias con niños en el Distrito Escolar Comunitario 428 de DeKalb, en el que dos tercios de los estudiantes se consideran de bajos ingresos, lo que los hace elegibles para recibir almuerzo gratis o a precio reducido.

Frankie DiCiaccio es el gerente operativo de Barb Food Mart. Dice que atienden a más de 200 familias, más del doble que antes de la pandemia.

Enfermedad, discapacidad, muerte en la familia, son algunas de las razones por las que las familias pueden buscar una despensa de alimentos, y Diciaccio dijo que en muchos casos la comida es un complemento, un complemento.

"Si podemos ahorrarles algo de dinero en la cuenta del supermercado, es más fácil pagar el aumento del precio de la gasolina, por ejemplo", dijo.

Barb Food Mart recibió una subvención del Northern Illinois Food Bank (Banco de Alimentos del Norte de Illinois) para mejorar su servicio y llegar a las familias inmigrantes latinas, donde el idioma puede ser una barrera.

"Y sabemos que hay una gran población hispanohablante en DeKalb", dijo. "Y vemos que muchas familias de habla hispana vienen aquí, pero estadísticamente es probable que haya más familias que podrían usar nuestros servicios pero no lo hacen. Entonces, además de qué podemos hacer mejor para servir a las familias que actualmente vienen aquí, también estamos tratando de aprender sobre formas de activar o llegar a las familias que actualmente no vienen aquí".

Según Illinois Commission to End Hunger (La Comisión para Acabar con el Hambre de Illinois), durante la pandemia bajo la Administración Trump, los inmigrantes dudaron en usar una despensa de alimentos por temor a que pudiera afectar su estatus migratorio.

En general, la pandemia tuvo un gran impacto en la comunidad latina, ya que muchos se desempeñaron como trabajadores esenciales, empleados en plantas y fábricas de alimentos, poniendo sus vidas en riesgo y los no ciudadanos no eran elegibles para los pagos de ayuda por el COVID-19 y en muchos casos se fueron. de programas de asistencia pública como Medicaid.

Si bien el miedo puede haber disminuido y los números de COVID son mucho más bajos, es importante que las organizaciones tengan confianza con la comunidad para compartir información sobre los servicios que se brindan.

Con la subvención, DiCiaccio dice que pueden proporcionar materiales escritos en español y reclutar voluntarios de habla hispana.

Al principio, no fue fácil para Hernández ir a la despensa de alimentos.

"Algunas veces me daba pena porque yo decía, pues si yo puedo trabajar y puedo tener dinero pero algunas veces pues nos vemos bien pero nadie sabe lo que hay en nuestro cuerpo. Pues yo estoy lastimada por un brazo por tanto cortar vegetales. Entonces por eso yo digo, si hay oportunidad de tener alimento y me puede ayudar pues yo empezaré a ir."

Cuando visitó inicialmente la despensa de alimentos, se limitaba principalmente a alimentos enlatados y productos secos almacenados en estantes para que cualquiera pudiera agarrarlos. Hasta que, en una visita, Joey Moore, el director del programa, la ayudó a inscribirse en línea para que pudiera recibir leche, carne y verduras.

Las familias reciben un correo electrónico el domingo con un formulario en línea que enumera los alimentos disponibles esa semana, incluidos los artículos perecederos. La fecha límite para completar el formulario es el lunes. DiCiaccio dice que el jueves, las familias pueden recoger una caja con un número que les ha sido asignado.

"Incluso si no hizo un pedido en línea, puede venir de todos modos. Es importante para nosotros que eliminemos tantos obstáculos de acceso como sea posible. Y sabemos que las personas están ocupadas. Sabemos que a veces se olvida el formulario de pedido ventana, ¿verdad?"

La Comisión sobre el Hambre de Illinois alienta a las organizaciones a usar la tecnología para facilitar que las personas accedan a la información y se registren para recibir recursos, pero también reconoce que la tecnología y el uso del correo electrónico pueden no ser tan accesibles, especialmente para las comunidades de bajos ingresos.

Para la usuaria de la despensa Noemí Hernández, dice que eso podría significar que las personas no reciban ciertos alimentos porque no saben cómo inscribirse en línea. Ella dice que una mayor comunicación con instrucciones paso a paso sería útil para que las familias se inscriban para recibir alimentos.

"Si veo las instrucciones, puedo seguirlas", dijo Hernández. "Si no veo las direcciones, es como no ver, como tener una venda en los ojos".

Pronto hará otro viaje a la despensa, pero puede ser el último. Esta despensa sirve a familias con estudiantes en el distrito y ella está a punto de tener el nido vacío.

Pero Hernández dice que todavía quiere correr la voz para ayudar a otras familias a inscribirse para recibir alimentos.

Despensas de alimentos del norte de Illinois - Horarios y ubicaciones

  • Maria Gardner Lara es miembro actual del cuerpo de Report for America, una iniciativa del GroundTruth Project. Es un programa de servicio nacional que ubica a periodistas talentosos en salas de redacción locales como WNIJ. Puede obtener más información sobre Report for America en wnij.org.

Read in English
Traducción por Jen Leon, WNIJ Hola

A Chicago native, Maria graduated from the University of Illinois Springfield with a master's in public affairs. Maria is a 2022-2023 corps member for Report for America. RFA is a national service program that places journalists into local newsrooms to report on under-covered issues and communities. It is an initiative of The GroundTruth Project, a nonprofit journalism organization. Un residente nativo de Chicago, Maria se graduó de University of Illinois Springfield con una licenciatura superior en relaciones públicas.